Trastornos de pánico y agarofobia

Trastorno de pánico y agorafobia. Uno nos lleva al otro. La agorafobia, la más compleja fobia social y los cuadros de pánico que ella provoca encierran al paciente en un drama de angustias.



La agorafobia, como su palabra lo dice es una fobia, una fobia social grave, pero una fobia al fin. Pero a este componente esencialmente fóbico, en muchas personas que no logran atemperarlo adecuadamente, se puede sumar un verdadero trastorno de pánico además de su agorafobia.

El trastorno de pánico es un trastorno mayor de ansiedad que incluye los clásicos ataques de pánico por todos conocidos. Un ataque de pánico es un proceso mental que se inicia con una repentina sensación de miedo o temor extremo, que va in crescendo y que alcanza su punto máximo al cabo de unos pocos minutos y desencadena exagerados síntomas físicos.

En un acceso de pánico, el individuo siente que pierde el completo control de sus actos imaginando hallarse ante un ataque cardíaco o una situación inminente de muerte. El episodio de pánico es tan discapacitante, que el propio temor de tener otro ataque de pánico lleva al paciente a evitar caer en situaciones similares o hasta evitar los lugares donde el episodio ocurrió para intentar evitar futuros accesos.

Los síntomas clásicos de un ataque de pánico suelen ser: Aumento exagerado de la frecuencia cardíaca; Gran dificultad para respirar con sensación de ahogo o atragantamiento; Dolor gran opresión en el pecho, imaginando un infarto; Sensación de un inevitable desvanecimiento con mareos que lo anticipan.

Sensación de inestabilidad corporal, con entumecimiento u hormigueo de brazos y piernas; Una fría y excesiva sudoración; Repentinos accesos de sonrojos o escalofríos; Brusco malestar estomacal con habitual diarrea sobreagregada.; Una sensación de que en cualquier instante se va a perder el autocontrol; Un miedo profundo e irracional a morir durante el acceso.

La agorafobia es un complejo trastorno mental que puede (y suele), limitar las obligaciones cotidianas tales como: socializar, trabajar, asistir a eventos o reuniones importantes, y hasta discapacitar a la persona para la realización de las mínimas tareas cotidianas como hacer los mandados o proveerse de comida o demás insumos imprescindibles.

Los causales de los severos cuadros de agorafobia no están del todo claros. Por un lado, se halla lo orgánico (las enfermedades previas del individuo y su carga genética familiar), y por otro lado lo cultural (la personalidad, el estrés o las experiencias previas de aprendizaje). Tal vez una sumatoria de todos (o muchos) de estos factores lleven a la aparición de las agorafobias.

Es común que la agorafobia comience al final de la adolescencia o en los primeros años de la juventud. Se considera que siempre suele ser antes de los 35 años. Últimamente, y tal vez por el incremento de la angustia social, se suelen ver casos de agorafobia que aparecen en los adultos mayores (mucho más luego de la pandemia del Covid 19).

Tal vez por su mayor emocionalidad innata, a las mujeres se les diagnostica agorafobia con más frecuencia que a los hombres. Así, la agorafobia limita las actividades cotidianas de la vida. Hay personas que permanecen recluidas en casa por años, perdiendo todo contacto con el mundo, y haciéndose altamente dependientes de los demás para su normal vida cotidiana.

No existe ninguna fórmula mágica para evitar la agorafobia, pero la “huida” de las situaciones que en un momento provocaron el acceso de pánico… La ansiedad más aumenta cuanto más se evitan las situaciones que se temen. Ante accesos de agorafobia repetitivos, o cuadros de pánico repentinos, se hace necesario buscar la ayuda profesional. La ansiedad, al igual que otras afecciones de salud emocional, se hace siempre más difícil de tratar cuanto más se tarda.

Dr. Rubén Merciel



Ayudanos a Ayudar
Cómo podés colaborar con la Fundación?

El diario digital Un Espacio de Salud es un medio de la “Fundación Alimentaria Sueños y Utopías”, entidad civil sin afán de lucro, para la Prevención de la Obesidad y la Malnutrición Infantil. Desde aquí agradecemos a todos los amigos que nos siguen, compartiendo las notas y respaldando, con su buena voluntad, a cada uno de los patrocinadores que amablemente nos acompañan.

Colocá un enlace en tu sitio

NOSOTROS