Las causas del insomnio

Las causas del insomnio. El ritmo del sueño es fácilmente deteriorable. Cualquier elemento que altere el equilibrio emocional puede ser causa suficiente para provocar insomnio.



Entre las causas más habituales que provocan insomnio crónico se encuentran: • El estrés: Las tensiones laborales, las exigencias de los planes de estudio, la pérdida de la salud, un deterioro en los ingresos económicos o los problemas familiares crean un grado de ansiedad flotante, que no desaparece con la simple llegada del momento de dormir, dificultando así conciliar el sueño. Los grandes acontecimientos traumáticos en el trascurso de la vida, tales como la muerte o la enfermedad de un familiar cercano, la separación matrimonial o la pérdida del trabajo, casi siempre derivan en insomnio.

• Los cambios de rutina: Un viaje inesperado o muy anhelado, un significativo cambio en el horario laboral hacen que los ritmos circadianos (que son los que marcan el equilibrio día-noche), actuando como nuestro interno reloj biológico se deteriora. Los ritmos circadianos (ritmos de 24 horas), regulan el equilibrio del sueño y la vigilia, del metabolismo basal y de la temperatura corporal entre otras cosas. La alteración de estos ritmos circadianos siempre va a llevar a una instancia de insomnio. Los viajes transcontinentales, con su desfasaje denominado jet-lag, los cambios constantes de horario de trabajo día-noche son también elementos favorecedores del stress crónico.

• Los cambios del hábito del sueño: Los cambios bruscos en los horarios de descanso, las siestas prolongadas, gran activación sensorial en los momentos previos a acostarse (juegos, televisión), un ambiente no adecuado donde dormir, trabajar o realizar tareas cotidianas en la cama inmediatamente antes de acostarse interfieren en el ciclo del sueño.

• Comidas nocturnas abundantes: Cenar demasiado o comer muy tarde a la noche favorece el mal dormir. El posible reflujo ácido gástrico que aparece luego de una cena abundante retrasa la adecuada conciliación del sueño, manteniendo a la persona despierta hasta altas horas de la noche cuando ya se completó la digestión de esa abundante comida.

El insomnio crónico suele estar asociado a muchas enfermedades crónicas o ciertos fármacos cuyos efectos colaterales tienen al insomnio dentro de sus contraindicaciones. Una enfermedad mal tratada o no equilibrada también suele provocar insomnio, aunque esto no es una regla.

Otras causas habituales en la aparición del insomnio son: • Trastornos del equilibrio anímico: Los cuadros severos de ansiedad, como el trastorno por estrés postraumático, siempre van a alterar el ritmo del sueño. Despertarse dos horas antes de lo estipulado es un síntoma de angustia. Los pacientes en tratamiento psiquiátrico tienen en la alteración de los ritmos del sueño un síntoma habitual.

• Medicamentos, cafeína o alcohol: Muchos medicamentos suelen en el sueño (algunos antidepresivos, fármacos para el asma o la hipertensión arterial). El café o las bebidas cola con cafeína son estimulantes que evitan la conciliación del sueño. La nicotina del tabaco es un potente estimulante que suele interferir en el sueño. El alcohol puede, en principio, parecer que ayuda a dormir, pero impide lograr las etapas más profundas y reparadoras del sueño con habituales despertares en mitad de la noche.

• Enfermedades crónicas: Afecciones como el dolor crónico, el cáncer, la diabetes, los procesos cardíacos, el asma bronquial, la enfermedad de Parkinson o la enfermedad de Alzheimer, “conviven” con el insomnio crónico como uno de sus síntomas rutinarios.

• Los trastornos propios del sueño: La apnea del sueño (dejar de respirar por períodos a lo largo de una noche), el “síndrome de piernas inquietas”, que provoca sensaciones desagradables en las piernas, por ejemplo, son factores que interrumpen el sueño.

Dr. Rubén Merciel



Ayudanos a Ayudar
Cómo podés colaborar con la Fundación?

El diario digital Un Espacio de Salud es un medio de la “Fundación Alimentaria Sueños y Utopías”, entidad civil sin afán de lucro, para la Prevención de la Obesidad y la Malnutrición Infantil. Desde aquí agradecemos a todos los amigos que nos siguen, compartiendo las notas y respaldando, con su buena voluntad, a cada uno de los patrocinadores que amablemente nos acompañan.

Colocá un enlace en tu sitio

NOSOTROS