El estrés crónico social [parte 2]

Es el trastorno de ansiedad eminentemente humano y el más destructivo enemigo del hombre civilizado. (Parte dos)



Ya entrado el año 1940, Selye evidencia la clara diferencia que existe entre el Estado de Stress y el Sindrome de Stress; En el primer caso, la respuesta orgánica no es específica y depende de la agresividad del estímulo que la desencadena: En un Estado de Stress a mayor agresión externa mayor respuesta defensiva del organismo; Esta forma de respuesta, casi ideal, se da en todos los individuos ante las contingencias comunes de la vida que representan un bajo potencial de agresión. En los Estados de Stress respondemos según la magnitud de las cosas que se nos presentan.

A mayor nivel de conflicto mayor reacción de defensa, a menor grado de emergencia menor respuesta orgánica, por ello decimos que esta es la forma de respuesta orgánica ideal. El Sindrome de Stress, o stress propiamente dicho actúa de una forma muy diferente; Aparece cuando el individuo se halla expuesto a agentes altamente agresivos como el frío, el calor o la privación de oxígeno.

Como este tipo de agresiones pone siempre en peligro la continuidad de la vida, la respuesta no puede ser tímida o insuficiente, tanto así que se ponen en marcha todos los mecanismos de defensa a la vez. La defensa ante un Sindrome de Stress siempre será igual de violenta, independientemente del tipo de agresión.

Cualquier circunstancia que ponga en peligro la supervivencia del individuo desencadenará un Sindrome de Stress “a todo o nada”. Ante la ardua tarea de sobrevivir en sociedad, muchos de nosotros respondemos con un Sindrome de Stress, completo y violento, cuando lo que nos sucede solo amerita un simple Estado de Stress, diario y cotidiano.

Esta característica tan particular del stress es la que puede llevar a la aparición de grandes desequilibrios orgánicos, aun ante la presencia de estímulos agresivos menores. Todas las enfermedades neurovegetativas o “nerviosas” se originan apoyándose en este particular principio fisiológico: Confundir la calidad de la agresión y elegir la respuesta inadecuada para tratar de resolverla.

Como el stress es un mecanismo de defensa normal de los seres vivos, existen tantos factores capaces de desencadenarlo como gotas de agua tiene el océano; A estos factores se los denomina agentes estresantes. Podemos enumerar como agentes estresantes, capaces de activar respuestas de stress, a los siguientes elementos:

Factores del entorno físico externo: Estos factores son “universales”, pues actúan sobre todos los individuos de forma similar, sin importar la condición previa del sujeto en cuestión. Un rayo, un estado de congelamiento o la exposición a un tóxico, van a repercutir con la misma gravedad en todas las personas involucradas en el hecho.

Factores externos: Los factores externos más importantes son los agentes naturales como el frío, el calor, la humedad, la luz, la electricidad atmosférica, la presión ambiental y la altura. Otro grupo potencialmente importante por su capacidad de agresión, y que en las últimas décadas cobró gran protagonismo, son los agentes artificiales, tales como los tóxicos (pesticidas, fertilizantes químicos) y los desechos industriales de la más variada índole.

Dr. Rubén Merciel



Ayudanos a Ayudar
Cómo podés colaborar con la Fundación?

El diario digital Un Espacio de Salud es un medio de la “Fundación Alimentaria Sueños y Utopías”, entidad civil sin afán de lucro, para la Prevención de la Obesidad y la Malnutrición Infantil. Desde aquí agradecemos a todos los amigos que nos siguen, compartiendo las notas y respaldando, con su buena voluntad, a cada uno de los patrocinadores que amablemente nos acompañan.

Colocá un enlace en tu sitio

NOSOTROS