Diálogos con la Luna desde la Ventana: Contando Historias a la Luz Nocturna

Era una noche tranquila, la luna brillaba en lo alto del cielo y yo me encontraba sentado junto a la ventana, observando...



Era una noche tranquila, la luna brillaba en lo alto del cielo y yo me encontraba sentado junto a la ventana, observando su resplandor. De repente, sentí la necesidad de entablar una conversación con ella.

"¿Cómo estás esta noche, Luna?", le pregunté en voz baja. Para mi sorpresa, una suave luz comenzó a parpadear en el cielo, como si la luna estuviera respondiendo a mi pregunta.

Me sentí emocionado y decidí contarle algunas historias que había vivido a lo largo de mi vida. Le hablé de mis viajes por el mundo, de las personas que había conocido y de las experiencias que me habían marcado.

La luna escuchaba atentamente, iluminando mi habitación con su luz plateada. Me sentí reconfortado al compartir mis recuerdos con ella, como si la luna fuera mi confidente en esa noche silenciosa.

Mientras hablaba, me di cuenta de que la luna también tenía sus propias historias que contar, de sus viajes por el espacio y de las maravillas que había presenciado a lo largo de los siglos. Nuestra conversación se prolongó hasta altas horas de la madrugada, y me di cuenta de que la luna era mucho más que un simple astro en el cielo.

Era un testigo silencioso de la historia de la humanidad, un faro en la oscuridad que nos acompañaba en nuestras noches solitarias. Me sentí agradecido por haber tenido la oportunidad de compartir ese momento con la luna, y prometí seguir contándole historias cada vez que me asomara a mi ventana en las noches venideras.

Al final, me despedí de la luna con un susurro de agradecimiento, prometiéndole que volvería a contarle más historias en la próxima noche. Mientras me alejaba de la ventana, sentí que la luna seguía iluminando mi habitación con su luz mágica, como si estuviera agradecida por haber compartido ese momento conmigo.

Desde entonces, cada noche me siento ansioso por entablar una nueva conversación con la luna, contándole historias a la luz nocturna que nos une en un vínculo especial.

Beatriz Sacco



Ayudanos a Ayudar
Cómo podés colaborar con la Fundación?

El diario digital Un Espacio de Salud es un medio de la “Fundación Alimentaria Sueños y Utopías”, entidad civil sin afán de lucro, para la Prevención de la Obesidad y la Malnutrición Infantil. Desde aquí agradecemos a todos los amigos que nos siguen, compartiendo las notas y respaldando, con su buena voluntad, a cada uno de los patrocinadores que amablemente nos acompañan.

Colocá un enlace en tu sitio

NOSOTROS