Atravesando el Puente de la Desolación: Relatos de un Mundo Vulnerable

El Puente de la Desolación era un lugar misterioso y temido por todos los habitantes del reino. Se decía que aquellos ...



El Puente de la Desolación era un lugar misterioso y temido por todos los habitantes del reino. Se decía que aquellos que se aventuraban a cruzarlo nunca regresaban, sumidos en la desesperación y la locura.

Sin embargo, yo no podía resistir la tentación de descubrir qué se escondía al otro lado. Así que, armado con valentía y determinación, me adentré en el puente, dispuesto a enfrentar cualquier peligro que se interpusiera en mi camino.

A medida que avanzaba, el paisaje se volvía cada vez más desolado y sombrío. El viento soplaba con fuerza, llevando consigo susurros inquietantes que helaban la sangre.

A lo lejos, podía divisar figuras fantasmales que parecían acecharme desde las sombras. Sin embargo, no me dejé intimidar y continué mi travesía con paso firme, decidido a llegar al otro lado sin importar las adversidades que se presentaran.

El puente parecía interminable, como si el tiempo se hubiera detenido en aquel lugar. Cada paso que daba resonaba en el silencio sepulcral, creando una sensación de inquietud que me erizaba la piel.

A pesar de todo, no podía retroceder. Había llegado demasiado lejos como para darme por vencido, y estaba decidido a descubrir qué secretos guardaba aquel lugar prohibido.

Finalmente, después de lo que pareció una eternidad, alcancé el otro extremo del puente. Al mirar hacia atrás, me di cuenta de que el paisaje había cambiado por completo.

La desolación y la oscuridad habían quedado atrás, dando paso a un mundo lleno de luz y esperanza. Me sentí abrumado por la emoción y la satisfacción de haber logrado superar el desafío, y supe que aquella experiencia me había transformado para siempre.

Cristian Gonzalez



Ayudanos a Ayudar
Cómo podés colaborar con la Fundación?

El diario digital Un Espacio de Salud es un medio de la “Fundación Alimentaria Sueños y Utopías”, entidad civil sin afán de lucro, para la Prevención de la Obesidad y la Malnutrición Infantil. Desde aquí agradecemos a todos los amigos que nos siguen, compartiendo las notas y respaldando, con su buena voluntad, a cada uno de los patrocinadores que amablemente nos acompañan.

Colocá un enlace en tu sitio

NOSOTROS